Cambio geoeconómico-político mundial: problemas actuales desde la perspectiva de los países en desarrollo y América Latina (2018-II)

Problemática del seminario

El mundo se encuentra en una dramática transición entre la modalidad de la globalización dominada por el sistema de hegemonía de Estados de Estados Unidos y el neoliberalismo, hacia una nueva modalidad multipolar, cuya principal fuerza es la irrupción de China, los BRICs y el Sur Global como proyecto hegemónico supranacional aun desarticulado.

A pesar de los logros iniciales del despliegue de la nueva fase de desarrollo capitalista dirigida por Estados Unidos bajo un orden mundial unipolar, no fue posible revertir completamente los primeros signos de declinación de la gran potencia hegemónica, conduciendo un cuarto de siglo después a una gran crisis económica mundial.

Ese proceso de declinación relativa se está profundizado en la actualidad con la llegada de Trump a la dirigencia del Estado norteamericano, lo que significa que el proceso objetivo precedente se ve ahora acompañado de un proceso subjetivo marcado por una intencionalidad política de derecha alternativa aislacionista, racial-nacionalista y proteccionista, contraria, por tanto, al libre comercio internacional, el multilateralismo y el multiculturalismo.

Por su parte, el ascenso industrial de China y la creación de condiciones internacionales para su expansión económica (altos niveles de inversión en África desde los años 1990s y en varios países de América Latina desde 2006, convirtiéndose en un socio comercial y un inversor de creciente importancia en ambas regiones, lo que se suma a su presencia en países asiáticos emergentes con reservas de mano de obra barata como es el caso de Vietnam), se ven complementados por el uso de la potencia externa del Estado en términos de un posicionamiento ideológico internacional, marcado por un nacionalismo regional que está conduciendo a una política de gran potencia orientada a extender la soberanía nacional sobre la región Asia-Pacífico, además de su influencia geoeconómica. A ello se agrega su papel dirigente con los BRICs, el nuevo acercamiento con Rusia, y el liderazgo ejercido sobre el Sur global.

Por las razones esbozadas, Estados Unidos y China se encuentran, y sin ser los únicos, en el epicentro de los actuales cambios geo-económicos y políticos mundiales.

En ese complejo marco, en esta edición del seminario nos interesa estudiar problemáticas relacionadas y de gran actualidad, con especial énfasis en la perspectiva de los países en desarrollo y de América Latina (y México) en particular.